3 escritos.

3 Escritos.

Hechos con sueño.

::::::Corazón:::::: (POEMA EN PROSA)

Laten rápidamente las ventanas, y los espejos rotos son como arena del desierto abrasante, que te corta las venas del corazón. Sólo suenan, no se ven.

Todo es oscuro y un frío viento recorre este cuarto, el mundo afuera está muerto, congelado y demacrado. Lo único que corre por las venas es un miedo azul casi transparente, pero mortal.

Estoy condenado mil eternidades, a estar dentro de mí encerrado. No existe el cuerpo. El alma poco a poco se transforma en fantasmas que con el tiempo cada vez sufrirán más.

Una luna misteriosa aparece, y baja hasta mí, sólo para decirme que nunca moriré, pero que siempre estaré condenado a vivir aquí, condenado a total oscuridad y absoluta soledad, por lo menos hasta que enloquezca y deje de existir o de razonar sobre lo que nunca fui. Nunca jamás habrá un castigo peor que ese, para un hombre tan mortal como éste.

::::::Mundo mental:::::: (POEMA EN PROSA)

Tu mente es un río de sensaciones. Las sensaciones nacen y mueren en paralelo al sentimiento de existencia. Un mundo puede ser físico o ideal, y así todo eso juega con tu mente y necesitas volverte estoico, porque siempre estrellas aquel río contra muros de infamia e ignorancia.

La mentes varían, cambian y fluyen con la humanidad, dejándose llevar a abismos oscuros donde el cuerpo desaparece y como vieja leña gastada y quemada se extingue. Tus ojos ven lo que tu mente no espera ver, y después de ver sientes lo que tus ojos no sientes.

La mente forma telarañas psíquicas que tiemblan ante el mínimo viento de despiste. Sólo tú mantienes cristalina y forme aquel enredo.

Cada mente tiene un universo diferente. Cada universo es como una mente.

:::::: El sol no congela:::::: (CUENTO CORTO) 

El sol no congela, estoy bastante seguro. Idiotas los que digan que el sol puede congelar algo, dijo un hombre – bastante testarudo y arrogante -. Llegó un viejo, bastante sabio, y le dijo:

–          Pon en juego tu vida si crees y estás seguro de lo que dices.

–          Está bien – replicó el hombre.

–          Bien. Mañana ve al desierto a las doce del mediodía. Quédate ahí dos semanas y verás que te congelarás. Lleva el agua y la comida que necesites, pero no nada más.

–          Qué idioteces dices. Lo haré, y verás la verdad.

Al otro día el hombre cumplió el trato. No se supo algo de él en esas dos semanas. Cuando el sabio fue a verlo estaba bajo dos metros de arena muerto. El sol lo mató con sus rayos.  El cuerpo yacía tieso y CONGELADO.

Reina amor.

Reina amor.

Texto inspirado en el dibujo: “Queen – Eliana M.”

Por el oriente las nubes le abren paso al sol.
Baja una reina de cuerpo perfecto y presencia lúcida, y cada hombre cae bajo su propio deseo.
El mundo se arrodilla ante aquella imponente dama, y todo queda estático, todos contemplan y quedan impresionados.
La tierra tiembla, los suelos se quiebran, los cielos se vuelven tumultuosos y miles de rayos chocan entre sí y contra el planeta.
Pero nadie sospecha siquiera que puede ser un futuro caos, porque todos están hipnotizados, sus estómagos se sienten vacíos: y sus corazones están acelerados, se llenan poco a poco.
Aquella reina se llama amor, y desde que a la tierra llegó, es causante de alegrías y problemas, es principio y fin del mundo humano.
Ella está en cada sonrisa de alegría; está en cada beso romántico; en un abrazo entre amigos; en un saludo de familia; en el sexo de la pareja; en el retoño de las flores y el nacimiento de niños; en el aire de un día en soledad; en cada partícula de la existencia sensible y mental humana, allí está, siempre. Dulce, primordial e impotente reina.

 

Andrés.

 

Corazón espinoso.

Corazón espinoso. 

Texto inspirado en el dibujo: “Surrealista – Eliana M.”



Del corazón ya brotan espinas verdes cargadas con luz de luna.
Planta desolada con el aroma de polvo lunar.
Las hojas giran y giran hacia el cielo, siempre creciendo y girando.
La tierra fértil carcome cada sentimiento, y nutre cada pensamiento.
El sol no entra por la ventana, pero el aire espeso y tu mirada color de sangre le dan vida a esta planta carnívora y con sed de amor.
Mantos blancos están esperando el momento de atacar y cegar cada agujero que se asoma en la madera.
La humedad se siente en los poros.
El día se vuelve inefable; todo es imposible y tedioso. Cómo vivir bajo el miedo de la soledad y bajo un vértigo herbívoro.
Las palabras se desintegran y con cada fotón de luz el mar sacude la arena de una playa que yace bajo las estrellas.
Una ternura aterciopelada brotó de los ojos de una dibujante y con sus manos suaves como hojas en verano, plasmó su corazón espinado sobre una hoja tan tosca como en primavera.

Andrés C.

Malabarismo: más que un arte…

Malabarismo: Más que un arte…

Una forma de vida.

EL MALABARISMO ES ARTE Y MUCHO MÁS.
Más allá de tomar algunos objetos y saberlos mover, o de tener buen equilibrio en acrobacias, el malabarismo es una forma y un sustento de vida para muchas personas.

La gente que no sabe leer o escribir, que nunca tuvo o profundizó sus estudios; gente que quiere hacer del arte parte fundamental de su vida; gente con profunda fascinación y respeto por las artes corporales; gente que ama el arte; o simplemente gente que quiere obtener un poco más de dinero de una manera humilde y artística, se dedica al malabarismo, mostrando este tipo de arte desde un simple semáforo de calle, hasta en la más impresionante presentación. Así es como se ganan la vida.

(más…)