Como una lluvia

Como una lluvia

 

Todo es como una lluvia súbita de palabras juntadas de manera sublime y de expresiones acertadas que encajaron bien en mí. Oraciones que son como una difusión sentimental que se revela a diario la humanidad, pero que tal como las expresaste, se hacen únicas e incomparables. Así, que si de repente crees que nadie te comprende ni trata de hacerlo, te equivocas tiernamente, porque seguimos siendo muchos los que sabemos valorar lo que siente una mujer, y más si ella lo puede expresar de la manera como lo hiciste.

 

Llueven torrencialmente esas imágenes sobre mi alma, son a mi juicio subjetivo diáfanas y profundas y están justo en mi cabeza, me tapo los oídos y cierro los ojos, y siento cómo late mi corazón, emocionado por la sutileza, pureza y exquisitez de estas quizá incomprendidas pero bellísimas imágenes. Y no son sólo eso, son pensamientos y sentimientos plasmados en una imagen estática que es eterna y colorida que durará tanto como un recuerdo que endulza con el tiempo…

 

Una herida es capaz de dejar algo tan grande como un recuerdo, una marca es tan poderosa que puede dejar algo tan importante como una experiencia, y la muerte… La muerte es el último suspiro, la última caricia, la última mirada, la última instancia de existencia, el momento más curioso, temido y esperado.

 

Dime tú, princesa de la noche y reina del día, si en lugar de dar una última caricia, mirada o beso, no serían mejor cien caricias todos los días, si no sería mejor brindarte mil miradas diarias acompañadas de un beso apasionado, y que se manifieste infinitas veces un recordatorio que nos haga divagar del diario vivir, llevándonos así a una excitación espontánea y una ansiedad descontrolada por vernos las caras y juntar cuerpo y alma. Porque ese momento agitado y soberbio que se vive al último segundo de vida, lo podemos vivir todos los días de nuestras vidas. Hay una daga plateada que roza todo tu esbelto cuerpo, lentamente, y te advierte que en cualquier momento puede marcar tu piel y atravesar tu corazón, Oh princesa bella y taciturna, te imploro que es más satisfactorio que la mano roce tu cuerpo mágicamente, y se pierda en lo más recóndito de él, así tu corazón estará a salvo de cualquier mal y tus ojos sólo amor y pasión admirarán.

 

Si hay algo más romántico y verdadero, es hacer sentir que se está vivo, y no hacer sentir que se está muriendo; la muerte es simple, absurda e instantánea, la vida larga y compleja, finalmente satisfactoria.

 

¿Loco y sin sentido lo que expresaste?, para nada. Loco está el mundo, éste si está desquiciado, descontrolado y es putrefacto. Y precisamente, por la gente que lo habita, siendo extremadamente escépticos y señaladores, convirtiéndose en seres cerrados de mente y corazón. Sólo me parecerá loco y sin sentido, si tomas una decisión mortal y definitiva en tu vida, oh princesa, porque le arrancas la oportunidad a muchos que nos consideramos capaces en darle nuestro amor a una mujer tan espléndida.

 

Y ahora, tú, bella mujer que eres como una lluvia ansiada en el seco verano, mujer que logró transmitirme tantas cosas, que veo a tu corazón tímido en una parte obscura queriendo ser iluminado y protegido, me pregunto yo: ¿Qué buscas en la vida?, y, ¿Cómo o quién quieres que te haga feliz?, porque te confieso desde ahora, que con lo que mostraste y lo que manifestaste, te has ganado aquí, hoy, alguien que te ama platónicamente y admira humildemente.

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: